Como parte del operativo para combatir el dengue en Tamaulipas, la Secretaría de Salud continúa con la colocación de 20 mil ovitrampas en áreas estratégicas, 5 mil de ellas en Ciudad Victoria, que sirven para estimar su población, matar huevecillos y dirigir “tiros de puntería” en las zonas más afectadas: colocación de abate y fumigación precisa, intra y extradomiciliaria.

Al encabezar en esta capital un recorrido de trabajo por 14 Centros de Salud de la periferia, el secretario de Salud, Norberto Treviño García Manzo, supervisó la colocación de las ovitrampas, y las acciones de “abatización” en los patios domiciliarios, todo formando parte de los recursos extraordinarios por 39 millones de pesos destinados por el Gobierno de Tamaulipas para enfrentar la enfermedad.

Este sistema es muy efectivo para combatir el zancudo y consiste en un recipiente cilíndrico de plástico negro de un litro de capacidad que contiene una tela especial donde se adhieren los huevecillos que deposita la hembra, impidiendo su viabilidad y, además, permitiendo al cabo de siete días su recolección para su análisis respectivo.

Las ovitrampas se distribuirán en las colonias con mayores antecedentes de transmisión,  4 por cada manzana, en áreas sombreadas de los patios, trasero o delantero, y constante supervisión, de al menos un año, por parte del personal de salud para una mayor efectividad.