Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) preocupada por la situación de los menores migrantes no acompañados que están llegando a la frontera sur de los Estados Unidos de América, prepara un informe a través de la relatoría en este tema que será expuesto en México el próximo mes de agosto.

Entrevistado en esta capital Emilio Álvarez Icaza Longoria secretario Ejecutivo de la CIDH, en México, reveló que este año han transitado por el país 50 mil menores de 18 años en un fenómeno que no se había dado y que provocó la crisis humanitaria en Estados Unidos al verse rebasado para captar y atender a los niños migrantes.

Y es que recordó que Estados Unidos sigue siendo el único país que no ha firmado la Convención de los Derechos del Niño, “es muy preocupante”, expresó.

Dijo que esto obligó a la Comisión a programar una sesión en nuestro país entre julio y agosto para revisar los informes que las relatorías de niñas, niños y adolescentes y la de personas migrantes, esta última dijo se enfocó al problema migratorio de México.

Recordó que los niños migrantes en su mayoría provienen de Honduras, país que vive una situación de pobreza y crisis social que está expulsando a sus ciudadanos hacia otros países principalmente a Estados Unidos pero que en su transitar para cruzar la frontera se exponen a una doble riesgo.

Emilio Álvarez Icaza Longoria quién asistió a Tamaulipas al Congreso de los Derechos de los Niños, admitió que los menores migrantes no acompañados en nuestro país son doblemente vulnerables, por eso es que se tiene que trabajar de manera integral con gobiernos y la misma sociedad para proteger a este sector.

Según la información de la CIDH, entre el 1 de enero y el 31 de mayo del 2014 la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos detuvo un número récord de 47 mil niños migrantes no acompañados a lo largo de la frontera suroeste de los Estados Unidos.

Esta cifra representa un incremento del 50 porciento respecto al año pasado. Se estima que al finalizar el 2014 pueden llegar a ser 90 mil los menores que transiten por México provenientes de Centroamérica.

vmp