Por: Enrique Jonguitud

Coronado por flores blancas, rematadas por la leyenda «Te amamos», el Filósofo de Güemez llegó un minuto antes de las 11 a su cita al Centro Cultural.

Fue recibido de pie, con música solemne de una orquesta de Cámara, que entonaba el Canon de Pachabel, con notas dulces y conmovedoras de los violines.

Como siempre, Ramón Durón reunió a su alrededor a personajes de la vida pública y política de Tamaulipas, amigos, familiares y sobre todo al pueblo, a quien innumerables veces le dio voz a través de su entrañable personaje.

Su huella, más viva que nunca, paralizó los alrededores del Centro Cultural, detuvo las agendas de todos para que se reunieron en torno a su inolvidable figura.

Las frases acuñadas en sus dichos volvieron a arrancar risas y aplausos de la gente. La lista era larga, pero destacaba su familia, el gobernador Egidio Torre y el candidato del PRI a la gubernatura de Veracruz, Héctor Yunes Landa, con quien Durón trabajaba actualmente

QUIERO QUE RECUERDEN A MI PADRE CON UNA SONRISA: HUMBERTO DURÓN

«Mi padre siempre quiso lo mejor para Tamaulipas», dijo Humberto Durón al hablar en el homenaje a su padre.

Flanqueado por su madre, por su hermano y su hermana confesó que el valor para hablar de su padre en estos momentos difíciles se lo dieron las muestras de cariño y solidaridad.

«El afecto que han  demostrado me  un poquito de valor, y este homenaje lo llevare en el corazón toda la vida», dijo.

Agregando, «Deseo que recuerden a mi padre con un gran sentido del humor, siempre un servidor de todos».

Finalmente señaló, «Quiero que recuerden siempre a mi padre con una sonrisa, que lo recuerden como alguien que siempre se sintió orgulloso de Tamaulipas».

…Y los aplausos atronaron en el Centro Cultural, y todos se pusieron de pie.

homenaje2

homenaje3