Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria.-El Secretario General de la Unión Sindical de Transporte Urbano Rutas Verdes, Ramón Hernández Manríquez, declaró que el aumento a las tarifas del transporte urbano “es un mal necesario”.

El líder transportista dijo esperar que en una semana se autorice el incremento: “Sabemos que lastima a la sociedad la cuestión de los incrementos, sin embargo es algo que tiene que darse, eso es inevitable porque los costos de operación ya nos rebasaron”.

Hernández Manríquez refirió que el aumento de la gasolina provocó aumentos indirectos “y nosotros no somos la excepción, todos los gastos se han incrementado, por ejemplo una llanta que costaba 2 mil pesos ahora cuesta 2 mil 800 pesos, todo se está incrementando”.

Asimismo dijo que sólo están a la espera de que se afinen los detalles para ver cuál va a ser el incremento que se va a dar a las tarifas del transporte urbano en Victoria.

“Aquí nosotros consideramos pedir un peso o dos de aumento, para poder soportar y estar en condiciones no de un cambio de unidades, sino de poder seguir operando”.

Así Hernández Manríquez descartó que los concesionarios vayan a poder comprar unidades nuevas: “si la gente quiere ver unidades nuevas en las calles es muy difícil, no tenemos capacidad de compra para unidades nuevas”.

Expuso que la Ley permite que circulen microbuses que tengan diez años de antigüedad: “un 2008 todavía entra y eso es a lo que estamos apostando, unidades que estén dentro de lo que marca la Ley, no nuevas, sin repotenciarlas y arreglarlas”.

Sostuvo que ante el panorama económico, se prevé que el 2017 sea un año difícil para quienes se dedican al transporte: “hay concesionarios que están muy decepcionados por las escasas utilidades y por experimentar pérdidas”.