Por: Eduardo Castillo Mtz.

La dirección de tránsito municipal, prevé instrumentar el alcoholímetro durante los días de asueto de semana santa, esto con la intensión de seguir con la cero tolerancia a los conductores que deambulan por las calles en estado de ebriedad.

Entrevistado a las 8:40 horas de ayer en la explanada de la biblioteca Marte R. Gómez, el director de esta área, Oscar Hinojosa Pérez, dijo que estas medidas podrían acabar de convencer a la ciudadanía de que manejar en estado de ebriedad es una irresponsabilidad.

Informó que serán 37 elementos los que resguardaran áreas recreativas como “Los Troncones” y también se realizará en llamado carrusel de sur a norte de la ciudad para detectar a quienes manejen ebrios.

Aclaró que los operativos serán nocturnos, pero no descartó que en algunas zonas, los elementos de tránsito estén alertas en el día para exhortar a la gente a que respete el reglamento vial, consientes de la afluencia que esta época atrae mucho flujo de vehículos en la ciudad.

Por otro lado y aunque se dijo respetuoso de las instancias oficiales, en quienes recae la obligación de dictar las acciones a seguir en torno a las multas que aplica la dirección de tránsito municipal, dijo que en el caso de faltas como conducir en estado de ebriedad, si es necesario aplicar todo el peso que la ley permite.

“No depende de mí, depende del cabildo, pero yo digo que sería factible que se hiciera, para lograr erradicar los accidentes que aún se presentan por esta causa en la ciudad”, concluyó.

Cabe destacar que las sanciones por conducir en estado de ebriedad, oscilan en los 2 mil 900 pesos, más el arrastre de la grúa y el corralón, sin embargo el reglamento municipal contempla penas más severas, mismas que no se aplican en ningún caso.