Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria.- Cuando se supere la pandemia del Covid-19 en Tamaulipas, los meses de confinamiento dejarán otras afectaciones a la salud, como

mayores índices de obesidad como resultado sedentarismo que se está generando por el confinamiento social, consideró Juan Enrique Liceaga Pineda, diputado local.

El presidente de la Comisión de Salud del Congreso del Estado, dijo que aún antes de los meses de cuarentena, los niveles de obesidad entre los tamaulipecos ya eran un problema de salud preocupante.

Sin embargo señaló que, ahora que la pandemia obliga a que la mayoría de las personas permanezcan en casa, el aumento de peso pone en riesgo la salud de las personas.

“La situación de la pandemia está generando sedentarismo y estrés, además el confinamiento puede incidir en un aumento de peso, donde por ejemplo, quien estaba en nivel uno de obesidad, tiende a pasar a nivel dos”, expuso.

Liceaga Pineda también refirió “lo que se puede prever que una vez que se supere la pandemia habría un mayor índice de obesidad entre los tamaulipecos, y con ello puede haber una mayor demanda de los servicios de salud en la entidad”.

El legislador señaló que se puede optar por hacer ejercicio en el hogar, o bien al aire libre, ya que no está prohibido salir a caminar a correr en grupos de hasta tres personas, tomando todas las precauciones y manteniendo la sana distancia.

De acuerdo con el diputado la obesidad provoca que se compliquen varios padecimientos de salud, por lo que debe tratar de combatirse aun desde el confinamiento.

Liceaga Pineda dijo que los niveles de estrés de las personas también pueden derivar en complicaciones de salud, sobre todo en el sistema nervioso, lo que resulta en varios problemas, entre ellos, el aumento de peso corporal.

Estimó que se deben afinar los programas de activación física para evitar que la obesidad provoque otros padecimientos que pongan en riesgo la vida de los tamaulipecos.