Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria.- Diputados del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso de Tamaulipas aclararon hoy que las reformas para decidir el proceso del desafuero del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, no constituyen un «blindaje» para proteger al mandatario estatal.

En un comunicado difundido este martes los legisladores albiazules niegan que el reglamento lejos de ser un blindaje, establece reglas claras para realizar el procedimiento.

Entre otras cosas, el polémico acuerdo aprobado por mayoría en el Congreso del Estado condiciona el posible desafuero a que se entreguen pruebas contundentes en contra del gobernador, y deja en manos de los diputados locales la decisión.

Esto provocó que los diputados federales de MORENA  preparen una controversia constitucional para “corregir” la plana al Congreso de Tamaulipas.

«Algunos han denominado erróneamente como blindaje del Ejecutivo del Estado, no se trata de ningún blindaje como se ha señalado mediáticamente», afirman.

Además refieren «sino de fijar las bases procedimentales que permitan a la legislatura local ejercer la competencia que sobre este asunto le confiere la Constitución».

Los diputados locales panistas señalan que en el acuerdo «quedó explicado que su propósito fue  establecer reglas internas para el procedimiento una vez que lo remita la Cámara de Diputados».

El comunicado remata «este acto lejos de ser un blindaje, genera certeza y transparencia para los involucrados”.

Ahora, el Congreso del Estado espera que la Cámara de Diputados turne la solicitud de desafuero contra el gobernador de Tamaulipas.