Por Rigoberto Hernández Guevara

Si últimamente surgió a la palestra estatal fue precisamente porque supo capitalizar todos los ataques en su favor. Hace unos días la Doctora Maki Esther Ortiz Domínguez, ex alcaldesa de Reynosa, inició un gira por las principales ciudades de Tamaulipas buscando posicionarse como precandidata de Morena al gobierno de Tamaulipas.

Cómo en otras ocasiones los ataques en su contra, sin argumentos válidos en muchos casos, la fortalecieron y llamaron la atención por su condición de mujer y a lo que tendría que enfrentar, en un ámbito donde se pudo percibir cierta misoginia.

La Doctora ha declarado una y otra vez su deseo de gobernar el estado, dejando entrever que en todo caso podría ir por cualquier partido.
Cómo bandera Maki Ortiz trae las obras que realizó durante cinco años en el municipio fronterizo. Y las recalca en virtud de que algunas de ellas no tienen precedentes en Reynosa.

¿Quién es Maki Ortiz Domínguez?
Es médica cirujana, política, ex miembro del PAN. Fue senadora de la LXII Legislatura del Congreso Mexicano representando a Tamaulipas. Médico graduada de Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, ha sido diputada federal por el Distrito II de Tamaulipas.

En su recorrido para hablar de sus logros durante su administración ha destacado el haber mantenido una política de cero deudas y haber liquidado el total de deuda heredada de administraciones anteriores, y cuenta entre los logros la realización de 1300 obras en 5 años, lo que significa una obra por cada día hábil.

En su discurso a las mujeres ha pedido unidad, pues cada vez que una mujer ocupa un espacio de decisión, le abre la puerta a muchas más.

En la antesala electoral ya se han posicionado quines desean la gubernatura de Tamaulipas. En la humedad de los tamaulipecos aún no hay favoritos. Solamente las encuestas, cuyos resultado van de un extremo a otro donde todos son favoritos parecen saber y también ignorarlo.

Por abajo, en la tenebra de lo oscurito, la elección teje su elección paralela, la danza siniestra del billete que suele cambiar la suerte de uno y de todos los participantes a la vez, el acuerdo, las concertaciones, el madruguete, las traiciones muchas veces deciden y el pueblo es el último que se entera.

Recién llegada al Partido MORENA donde el mismo dirigente nacional le dio la bienvenida, no ha tenido ningún problema en colocarse en el ánimo de la militancia y por ende y lógica no con los adversarios que incluso, pretenden dar muestras de unidad partidista a la cual no es invitada.

Será un hándicap en favor si el golpeteo sigue en contra de la Doctora Maki, cuya presencia ha causado estragos en el ámbito político frente a quienes ya se creían los dueños de Morena.