El conductor de una pesada unidad estuvo a punto de morir en el interior de la misma, esto luego de que al conducir a exceso de velocidad por la carretera Rumbo Nuevo, pierde el control del volante y se impacta contra el talud y ya fuera de control derriba una barra de contención, estando a punto de caer a un volador de las de 20 metros de profundidad.

Fueron automovilistas que pasaban por el lugar quienes dieron aviso a las autoridades policiacas acudiendo elementos de tránsito local, arribando a las 8:00 horas hasta el kilómetro 10 de la carretera ya mencionada, siendo acompañados por paramédicos de la cruz roja.

Tras varios minutos de maniobra, los socorristas lograron sacar de la cabina de la unidad al chofer de nombre Héctor García Arzate de 38 años de edad, quien debido a las múltiples lesiones que presentaba, solo alcanzo a decir que venía procedente del estado de México  tenía como destino la ciudad de Nuevo Laredo.

Tras ser revisado y diagnosticarle politraumatismo y poli contundido, el chofer, fue llevado de emergencia a la sala de urgencias del seguro social en donde los médicos que lo atienden lo reportan como estable.

Elementos de tránsito local, que acudieron a tomar conocimiento, informaron que el conductor lesionado conducía un camión internacional modelo 2010 el cual venia cargado con 20 toneladas de aguacate procedente de la ciudad de México y teniendo como destino la ciudad de Nuevo Laredo Tamaulipas.

Explicaron que los hechos ocurrieron cuando el lesionado venia bajando la sierra con destino a esta capital pero al llegar a la altura del kilómetro 10 pierde el control del volante y declina su trayectoria a su extrema izquierda hasta terminar impactándose contra el talud y continuar su marcha derribando un tramo de la valla metálica de contención quedando a punto de caer a un voladero.

Los daños materiales fueron estimados en más de 500 mil pesos ya que la unidad quedo prácticamente dañada en su totalidad tanto la cabina como la caja que jalaba.