CIUDAD VICTORIA.-El presunto asesino de la niña Melany Viridiana, Efraín Torres Fuantos, permanece bajo evaluación psiquiátrica ante la sospecha de que pudiera tener problemas mentales, por lo cual se ignora si el Ministerio Público podría consignarlo a un juez para que enfrente el proceso por homicidio.

El magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia en Tamaulipas, Armando Villanueva Mendoza, dijo tener informes de que el detenido se golpeaba de manera violenta en la celda en la que estaba recluido, por lo cual fue enviado con un especialista en psiquiatría para que determine su capacidad mental.

Reiteró que por ello se ignora si podrá enfrentar un proceso, “Eso lo tendrán que determinar los expertos, lo que determine el psiquiátrico y será el juez quien tendrá que decidir”.

Villanueva Mendoza recodó que está a punto de vencerse el término constitucional para que se le dicte auto de formal prisión al presunto asesino, o bien determinar su libertad

“Se vence mañana al a mediodía y se determinará respecto a los elementos que haya dado el Ministerio Público para ver si le dan formal prisión”, indicó.

En tanto señaló que temporalmente se ha ordenado su internamiento bajo el cuidado de un especialista psiquiátrico, a fin de que sea atendido de manera adecuada.

El magistrado afirmó que no hay muchas dudas en el caso de Torres Fuantos, acusado de violar y matar a la menor en Ciudad Madero, hace dos meses, pero dijo que si padece o no de sus facultades mentales, se tendrá que tener la opinión del psiquiatra, “Hay que obtener un dictamen de un especialista para ver si el señor es imputable o no imputable”, concluyó.

ejb