México.- Una mujer que presuntamente perdió la custodia de sus tres hijos, prefirió matarlos con veneno y suicidarse.

La mujer de 38 años, de nombre Mireya «N», quien había sido fue notificada que había perdido la custodia de sus hijos, envenenó a un niño de 6 años, a otro de 8 años y a uno más de 10 años.

El abuelo de los niños, un adulto de 70 años de edad, murió también envenenado; mientras que la abuela identificada como Rosa María, de 68 años de edad, logró sobrevivir siendo llevada a un hospital local.

Los cinco cadáveres fueron encontrados en un domicilio de la delegación Magdalena Contreras de la ciudad de México.

Versiones preliminares indican que la mujer al conocer la resolución del Tribunal, de inmediato planeó la manera de no entregarlos. Para ello, utilizó un tóxico para envenenar a sus hijos y a los abuelos y enseguida se suicidó.

Y es que Mireya sostenía un pleito en tribunales con su ex pareja por la custodia de sus hijos, donde el hombre había solicitado que se le hicieran exámenes psicológicos porque señalaba que ella no tenía capacidad para cuidar a los niños.

Unas horas después de la tragedia, el padre de los niños envió a una familiar a preguntar por los niños porque no los había visto durante el día. Fue así como la mujer llegó al domicilio y al no tener respuesta a sus llamados entró y encontró los cadáveres de las cinco personas, avisando de inmediato a las autoridades.

En una carta póstuma, Mireya explica que estaba deprimida y que prefería matar a sus hijos a entregarlos.