Un hombre de la tercera edad residente en la colonia Voluntad y Trabajo que ingresó al hospital General con un desarmador clavado en la región pectoral ayer por la mañana, murió poco después de las 18:00 horas cuando estaba siendo atendido.

Andrés Chávez, de 73 años, residente en José de Escandón 309 de la colonia Voluntad y Trabajo, había sido auxiliado por paramédicos de la Cruz Roja, que atendieron el llamado de la familia.

Lo trasladaron al Hospital General de urgencia, en virtud de las graves heridas internas que se advertían.

El hombre, al parecer solo se clavó el desarmador en el tórax, causándose graves lesiones que nueve horas después le ocasionaron la muerte.

Por la tarde, personal de la policía investigadora adscrito a la UGI-3 se constituyó en el Hospital General para tomar conocimiento de los hechos y dar inicio a las indagatoria.

Se entrevistaron con familiares de don Andrés, para conocer la versión de los hechos. En base a las investigaciones se inició la carpeta correspondiente.

Mientras que personal del SEMEFO se constituyó en el anfiteatro del Hospital General para llevar a cabo el traslado del cuerpo a las instalaciones de la PGJE, donde se le practicaría la autopsia de ley.

Se desconocía si se había clavado el desarmador de manera intencional o accidental. Eso era lo que investigaban los agentes adscritos a la UGI-3.