Saltillo, Coah.- Efectivos de la Fiscalía General de Coahuila localizaron en un domicilio de la ciudad de Torreón a tres enfermeras del sector federal de salud que fueron estranguladas, informó hoy la Secretaría de Seguridad estatal.

En un comunicado, la dependencia precisó que la localización de los cuerpos se realizó en un domicilio de la calle Quinta de la Colonia La Compresora de la ciudad de Torreón.

Los cuerpos de las tres mujeres, añadió, estaban en estado de descomposición y de acuerdo con los primeros indicios habrían muerto por “estrangulamiento”.

Según la SSP, las víctimas respondían a los nombres de Cecilia N., de 48 años; Araceli N., de 59, y Dora N., de 56 años. Las tres, aseguró la Secretaría, “eran hermanas y se desempeñaban en el sector federal de salud”.

Por estos hechos, la Fiscalía General del Estado ya abrió la carpeta de investigación respectiva.

El crimen de las enfermeras se suma a las constantes agresiones que han sufrido médicos y enfermeras en distintas ciudades de la República Mexicana.

Según cifras de la Secretaría de Gobernación, hasta abril último se habían registrado al menos 47 casos de agresiones contra personal de salud en 22 estados. Predominaba el personal de enfermería en un 80% de las agresiones registradas y, especialmente contra mujeres con un 70% de las agresiones acumuladas.

Cruz Roja expresa su preocupación

Sobre esos ataques, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Cruz Roja Mexicana (CRM) expresaron su “preocupación por el aumento de las agresiones registradas contra el personal de salud y la infraestructura sanitaria en México”.

“En estos tiempos de crisis desatados por la pandemia, es más necesaria que nunca la solidaridad, la humanidad y la generosidad de todos. Al personal de salud se le debe respeto y gratitud”, enfatizaron ambas organizaciones humanitarias, en un comunicado que emitieron como parte de la conmemoración del Día Internacional de la Cruz Roja.

“Estamos viendo un aumento de agresiones contra el personal de salud -incluyendo personas que trabajan en hospitales públicos, privados, conduciendo ambulancias, compañeros de la Cruz Roja Mexicana-, por parte de ciertas personas que las ven como potenciales focos de la infección”.

“Es algo que rechazamos rotundamente. Apelamos al respeto y a la responsabilidad de todos para ayudarlos y apoyar su trabajo: ellos salvan nuestras vidas”, concluyó el comunicado del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para México y América Central.