Con el motor dañado  y parte de la carrocería, resulto un automóvil  compacto de los conocidos como bochitos, mismo que fue dejado por su propietario debidamente estacionado a la altura de las calles del 16 y 17 Berriozábal, en donde fue chocado por el conductor de otro automóvil y el cual perdió el control.

Homero Walle Juárez perito vial que acudió a tomar conocimiento explico que los hechos ocurrieron a las 19:00 horas de ayer en el sitio ya señalado, y tas levantar el peritaje correspondiente señaló como responsable a quien dijo llamarse Oscar Antonio Aguilar Sánchez d 22 años de edad.

Esta persona  con domicilio en las calles del 27 y 28 expropiación petrolera número 1242 de la colonia Lázaro Cárdenas, conducía en sentido de oriente a poniente por la calle Berriozábal un automóvil Nissan Tsuru modelo 1992 color blanco, pero al tratar de rebasa por la derecha termina perdiendo el control y declina a su derecha, terminando por impactarse en la parte posterior de un automóvil compacto Volkswagen modelo 1994 el cual se encontraba debidamente estacionado en la misma dirección.

Esta unidad es propiedad de quien dijo llamarse Jesús Martin zapata celestino de 19 años de edad con domicilio en  calles dl 19 Juárez y Zaragoza, asegurando que lo había dejado estacionado en ese sitio porque había acudió  realizar unos trámites.

El perito vial estimo los daños en el orden de los 20 mil  pesos y ordeno el traslado de las unidades a los patios del corralón, citando a los conductores la mañana de hoy para la firma del acuerdo para el pago de los daños.