Ciudad de México.- «Me gritaba infectada, que porque yo le llevé la enfermedad hasta la puerta de su casa; me golpearon, me patearon, o sea me arrastraron, me escupieron la cara hasta que se cansaron, según ellos con su idea de que yo como estacioné el carro afuera de su casa y yo iba del hospital fui a contaminarlos, a contaminar la entrada de su casa.”

Así fue agredida Francia López, enfermera de la Unidad de Gineco Pediatría, número 3A del IMSS, el pasado viernes 17 de abril. Los hechos ocurrieron en la esquina de Natal y Montevideo en la colonia Lindavista de la alcaldía Gustavo a Madero.

En las imágenes de un video de seguridad, a las que Excélsior tuvo acceso, se observa el momento en el que un auto de color gris sale de la puerta de la casa de la esquina referida; el conductor le avienta el auto a la enfermera de 26 años.

Hubo un intercambio de palabras entre ellos y luego Francia continúa su camino. El hombre se apresuró con la maniobra de estacionamiento y descendió de su auto. Una mujer, que en la puerta de donde salió el auto observaba la escena, junto con el agresor fueron tras la enfermera.

Las principales huellas de la agresión se aprecian en el rostro de Francia, cicatrices de rasguños, la más grave en el pómulo derecho de varios centímetros del largo y del ancho de una uña. También tiene los dedos índice y medios vendados.

«Me luxaron el dedo medio porque él me lo mordió, yo sentía que me lo quería arrancar, hasta cierto punto yo peleé como pude, la verdad sí me quise defender porque pues ya era un ataque muy muy feo el que me estaban haciendo entre ambos, pero llegó un momento en el que ya decidí no pelear, porque sentía que si jalaba más mi mano me iba arrancar el dedo”, recordó Francia.

«La agresión fue detenida por testigos de la misma y una compañera de su trabajo que Francia se había encontrado segundos antes del incidente. “Le dije, amiga ayúdame porque me quiere pegar, entonces ahí fue cuando alguien más quiso quitármelo de encima y ya nadie pudo; hasta que una señora no sé su nombre, yo estoy agradecida con la señora, los detuvo.”

Todo empezó cuando Francia al terminar su turno fue con una amiga a unos laboratorios sobre avenida Montevideo, estacionó el auto frente a la que creyó una casa abandonada. Su vehículo un chevy verde quedó obstruyendo parte de la salida.

De acuerdo al testimonio de la mujer, ella y su amiga se estacionaron alrededor de las 9:45 de la mañana.

Varios minutos después en las imágenes aparece un hombre de playera amarilla que observa varias veces el vehículo de Francia, lo rodea muy de cerca. El auto resultó afectado, le rayaron la pintura y le descompusieron la cajuela.

En el sanatorio a Francia le avisaron que debía mover su unidad. “Una enfermera de la clínica me aviso que si puedo mover el carro, yo al minuto salí a moverlo, no me tardé más.” Al salir se encontró con el hombre y la mujer exasperados, intentó pedirles disculpas por estacionarse frente a su puerta.

«El dueño de la casa, o no sé si sea dueño o rente me empezó a agredir, primero verbalmente, empezó a decirme muchas groserías Yo le dije: sí, discúlpame; o sea yo lo único que pedía era una disculpa, no fue mi intención. Entonces se sucedieron los hechos descritos arriba.

Ahora ya tengo más miedo de la ignorancia de la gente, porque el Covid lo podemos de alguna manera evitar haciendo las indicaciones que se nos dan. Yo no sé si a ellos, en especial estas dos personas no les quedó claro que eso es más por contacto, yo no los había tocado, ni había ido a toserles afuera de su casa, ni mucho menos, sólo estacioné mi carro entonces ahorita mi miedo es la ignorancia».

La de Francia suma una agresión más a las 21 reportadas en la conferencia de salud del lunes 20 de abril contra personal de enfermería del IMSS, por Fabiana Zepeda, titular de la División de los programas de Enfermería del IMSS, quien no pudo contener el llanto al hablar de las agresiones sufridas por sus compañeros.

«Duele hablar de lo que le pasa a tu gente, duele hablar de los trabajadores de la salud, que también somos personas, que también tenemos familia y que hoy estamos dejando muchas cosas, estamos dejando nuestras casas, nuestra familia, estamos dejando nuestra vida en las unidades hospitalarias,” dijo la mujer que significó la primera aparición de una enfermera en la conferencia vespertina presidida por Hugo López Gatell.

Francia levantó una denuncia contra sus agresores en la agencia número 3 de Gustavo A. Madero, vecinos consultados por Excélsior dijeron desconocer el nombre de estas personas, quienes dicen son paracaidistas en la casa frente a la cual Francia estacionó su vehículo. La originaria de Ecatepec y madre soltera también hizo público su caso en redes sociales, lo cual le ha traído muestras de apoyo, pero también amenazas.

«Yo estoy muy orgullosa de mi uniforme, a pesar de todo, porque de él vivo, yo, mi hija depende de mí 100% y es muy triste y es desesperante ver como en otros países a compañeros enfermeros les aplauden y aquí nos están atacando constantemente entonces pues yo le diría que lo perdono, pero que esta situación no debe quedarse así o sea de persona a persona yo lo perdono pero yo sí quiero que él pague como tenga que pagar y que no lo vuelva a hacer porque a final de cuentas también, no nada más es por ser enfermera soy mujer y yo creo que ninguna mujer merece ese trato, ninguna”

Concluyó la mujer cuyas heridas fueron valoradas con una incapacidad inicial de siete días, mismos en los que su hospital tendrá una enfermera menos.