La empleada de un restaurante de la conocida cadena de hamburguesas Burger King fue víctima de un engaño vía telefónica por parte de supuestos extorsionadores que la condujeron con engaños a efectuar un depósito en efectivo bajo la promesa de la entrega de un equipo a la empresa en la que labora.

La trabajadora cayó inocentemente en la trampa y acudió a una tienda de conveniencia a depositar la cantidad de 1,700 pesos después de recibir la llamada en la que le indicaban que el depósito era para pagar el material de protección contra el Covid-19 que enviarían próximamente.

Los sujetos le aseguraron que el pago por dicho material ya estaba autorizado por el gerente del lugar, por lo que salió del negocio, ubicado en Plaza Vallarta, y se dirigió a un Oxxo cercano a hacer el depósito.

Al regresar a la sucursal llamó a su jefe, quien le hizo saber que él no había dado la orden de ningún pago y que todo se trataba de una llamada de extorsión.

De inmediato hicieron la denuncia vía telefónica, y elementos de la Policía Municipal acudieron a tomar nota del caso y levantar el reporte correspondiente.