Tampico.- “Tenemos hasta las tres de la tarde para pagar por el rescate del padre Óscar, es bastante dinero el que nos piden”, indicó el Padre Ángel Vargas Uribe Párroco y Decanato de la Iglesia “Santiago Apóstol”.

Según información extra oficial, los captores exigen la cantidad de 2 millones de pesos.

Al sacerdote Óscar López Navarro lo secuestraron la noche del martes frente a las instalaciones del seminario católico de Tampico, explicó por su parte  el obispo José Luis Dibildox Martínez.

La Procuraduría General de Justicia tomó conocimiento del caso, aunque no fue presentada una denuncia.

El padre salió de la parroquia San José Obrero en la colonia Miramar en Altamira -municipio conurbado a Tampico-. Los secuestradores lo siguieron durante 15 kilómetros. En la puerta del seminario, ubicado en la colonia El Charro, lo capturaron.

En un tono de mucha preocupación al igual que los doce sacerdotes mas que lo acompañaron en la rueda de prensa, el Padre Ángel Vargas agregó «es el primer caso de un sacerdote secuestrado que tenemos en esta zona, en el sexenio no sabemos cuantos llevamos aquí».

Los raptores del sacerdote plagiado se comunicaron con los integrantes del Decanato “ya se comunicaron con nosotros y nos piden mucho dinero, es una cantidad estratosférica que tenemos que pagarla a las tres de la tarde lo cual se nos hace imposible”.

El párroco pidió a la feligresía católica “unirnos en oración por el sacerdote Óscar López, por que regrese sano y salvo”.

El sacerdote Óscar López Navarro es originario de la zona Sur de Altamira.