México.- La delincuencia en la Ciudad de México modifica sus modos de actuar: ahora colocaron a la empleada de un banco un cinturón con un supuesto explosivo para obligarla a robar 14 millones de pesos de una sucursal en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Los hechos ocurrieron la mañana del pasado viernes 29 de mayo en una sucursal de BBVA Bancomer. Según declaró la mujer identificada como Karina, jefa de cajeros de la sucursal, al Ministerio Público, cuando salió de su casa en el municipio mexiquense de Ecatepec rumbo a su trabajo, un microbús le cerró el paso a su auto.

De acuerdo con una tarjeta informativa de la Fiscalía, los sujetos armados bajaron de la unidad, sacaron de su auto a la empleada bancaria y la subieron a otro, le dijeron que sabían todo de ella, que tenían vigilados a su esposo y su hijo. Entonces, le pusieron el cinturón con el explosivo y la amenazaron con activarlo.

Mediante una videollamada telefónica, los delincuentes le ordenaron sacar el dinero de cajeros automáticos y de la bóveda del banco, para lo cual ella tuvo que pedir ayuda a una de sus compañeras para desactivar las claves de seguridad. Le indicaron meter el dinero en bolsas de plástico, llevarlas al auto y dejarlo en el lugar que ellos le indicaron.

Los ladrones le dijeron que regresara en 10 minutos y, al volver, halló en el auto la llave del cinturón, mismo que se quitó y lo arrojó a un lote baldío, donde lo hallaron las autoridades. El explosivo fue asegurado por elementos del ejército mexicano, quienes al revisarlo descubrieron que era falso.

En un comunicado, el banco BBVA Bancomer informó que la empleada víctima se encuentra ilesa y que el dinero robado estaba destinado a alimentar los cajeros automáticos de la sucursal.

Por su parte, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) informó que inició una carpeta de investigación por el delito de privación de la libertad personal para cometer un robo.

Agregó que el Ministerio Público de la Fiscalía de Investigación Territorial en Gustavo A. Madero continúa con la integración del expediente y solicitó intervención de elementos de la Policía de Investigación (PDI) así como del personal de la Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales para recabar indicios.