Ciudad de México –( El Universal) En una cama del Hospital Dr. Manuel Gea González murió Graciela, luego de que su hijo José David la apuñalara en el cuello y en la parte derecha del tórax la tarde del domingo 29 de marzo en Tlalpan.

Ese día, José David, de 21 años, llegó drogado a la casa en la que vivía con su madre y con su hermano de 16 años. Intoxicado, saltó la barda e ingresó a la vivienda ubicada en la calle Cehuantepec, colonia Los Hornos. Ya adentro llegó hasta una recámara y comenzó a causar destrozos.

Graciela, de 39 años, escuchó los ruidos y confrontó a su hijo mayor. No era la primera vez que se enfrentaban. Ella lo corrió de la vivienda para después dirigirse a la cocina hasta donde el joven la siguió. En ese lugar, José David tomó un cuchillo y le asestó una puñalada en el cuello a la mujer. Aunque Graciela trató de defenderse, su hijo la atacó de nuevo y logró perforar su tórax con la misma arma.

Tras la agresión el joven salió corriendo de la casa, pero el escándalo por la pelea había sido tal, que los vecinos salieron y se percataron de lo que sucedía, fueron ellos quienes persiguieron a José David hasta detenerlo y lo entregaron a policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana que pasaban por el lugar.

En tanto otros vecinos, así como familiares de la lesionada, llamaron a los paramédicos quienes aún la hallaron con vida y la trasladaron hasta el hospital ubicado en la colonia Belisario Domínguez, donde tras unas horas de agonía murió.

Fue Bibiana Zamora, hermana de Graciela, quien declaró cómo habían sucedido los hechos; también el hermano menor del agresor e hijo de la víctima, de 16 años, narró el ataque.

Cuando los agentes buscaron los antecedentes de José David, descubrieron que el 22 de febrero del año pasado, el joven había sido detenido por el delito de robo a transeúnte.

Ese día José David fue sorprendido asaltando a peatones en la avenida Miguel Hidalgo y la calle Cantera, de la colonia Fuentes Brotantes, de la misma alcaldía. Por los hechos se abrió la carpeta de investigación CI-FNNA/57/UI-3 C/D/00551/10-2019.

Ahora el presunto matricida, acusado de feminicidio, espera que un juez determine su situación jurídica.