Erika, de 26 años, llegó de Tamaulipas a la Ciudad de México para estudiar química en el Instituto Politécnico Nacional, pero fue abusada sexualmente y encontrada en el piso la madrugada de este domingo.

La joven se encontraba tendida sobre una banqueta, en la esquina de Viaducto Miguel Alemán y la calle Iguala, colonia Roma, alcaldía Cuauhtémoc.

Al lado de la joven se hallaban dos hombres en estado de ebriedad que señalaron que Erika se había aventado desde el tercer piso, sin embargo, familiares de la estudiante acusan que fue lanzada para matarla.

Al ser entrevistados por las autoridades, los sujetos declararon que Erika se había lanzado por la ventana de un departamento donde se llevaba a cabo una fiesta, por lo que llamaron al número de emergencia. Sin embargo, paramédicos que atendieron en el lugar a la joven, detectaron signos de violencia sexual en ella. Ante esto, los hombres fueron detenidos.

Ya en el Ministerio Público, estos se identificaron como Ángel Eduardo Tovar, de 40 años, y Julio Avilés, de 33, dueño del departamento del que se habría o habrían lanzado a la víctima.

Avilés aseguró que no conocía a Erika, originaria de Tamaulipas y también practicante en el Hospital Xoco de la Ciudad de México; ella llegó a la fiesta por invitación de otro hombre, a quien conoció en Tinder, dijo.

Hasta el momento no se tiene mayor información del caso, pero se sabe que es investigado por la Fiscalía General de Justicia, en el área de feminicidios por posible tentativa de feminicidio. mientras que la joven permanece grave.