Guadalupe Ezeiza, una niña de 8 años, fue encontrada sin vida en un departamento el lunes luego de que su tío abusó sexualmente de ella y la quemó viva.

Los hechos ocurrieron en Los Lobos, Buenos Aires, donde la fiscal Patricia Hortel ya indaga el caso. Sergio Ramón Olivera, de 22 años, primo de la mamá de Guadalupe, fue detenido por el feminicidio de la menor.

De acuerdo con las primeras pesquisas, Sergio también tiene una hija. El sábado, le marcó a su prima, la mamá de la pequeña Guadalupe, y quedó en pasar el domingo por la niña para llevarla a jugar con su hija. Cerca de las 17:30 del domingo, el hombre pasó por Guadalupe y la llevó a un departamento que alquiló meses antes.

Una cámara de seguridad en el sitio captó que Sergio y la menor entraron al apartamento a las 18:02. Una hora después, a las 19:00, el tío de la niña salió solo del lugar.

La reconstrucción de los hechos de la fiscal estima que Guadalupe, de 8 años, intentó defenderse del ataque: cuando revisaron, tras su detención, a Sergio, tenía rasguños en la cara. Por su parte, la pequeña tenía varios golpes en el cuerpo, pero ninguno fue letal.

Sergio quemó a su sobrina para ocultar lo que le hizo

Según la fiscal argentina Patricia Hortel, el feminicida logró borrar las pruebas del abuso en contra de la niña. Con brasas calientes, Sergio inició un fuego en el departamento y puso a Guadalupe, inconsciente, encima de las llamas. Y así la dejó.

En la autopsia fue imposible determinar si hubo violación: los genitales de la nena estaban totalmente calcinados. Pero el objetivo final que tenía (Sergio) era el de hacer explotar el departamento para que no quede ningún tipo de prueba. Esto no sucedió por la falta de oxígeno en el lugar y porque no había nada de madera que pudiera favorecer un incendio”, afirmaron fuentes de la policía de Buenos Aires a Infobae.

Después, Sergio caminó hasta casa de su mamá, donde fingió que él y la niña habían sido víctimas de un robo y pretendió desmayarse. Cuando llegó la mamá de Guadalupe, ella denunció la desaparición de la niña y las autoridades comenzaron un operativo de búsqueda. El primer sitio donde buscaron fue el departamento del feminicida y hallaron a la niña quemada.