Una semana después de ofrecer un tono más serio sobre la pandemia del coronavirus, el presidente Donald Trump nuevamente está propagando teorías infundadas sobre un supuesto remedio y cuestionando la credibilidad del máximo experto del país en enfermedades infecciosas.

Mediante una serie de retuits, Trump promovió la hidroxicloroquina, a pesar de que numerosos estudios han demostrado que ese medicamento, usado contra la malaria, no es eficaz contra el coronavirus.

Por otra parte, el mandatario retuiteó partes de un podcast de Steve Bannon, un antiguo asesor suyo, en que acusa al doctor Anthony Fauci de engañar a la nación con respecto a la hidroxicloroquina. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recientemente revocó un dictamen que permitía el uso de esa sustancia como tratamiento de emergencia contra el COVID-19.

El martes en el programa “Good Morning America” del canal ABC, Fauci desestimó las críticas. “Yo le haré caso a la FDA”, declaró el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

“La gran mayoría de los ensayos han demostrado que la hidroxicloroquina no es eficaz para el coronavirus”, añadió.

No es la primera vez que Trump o sus allegados critican a Fauci.

Peter Navarro, asesor del presidente en temas de comercio internacional, recientemente escribió un artículo en el diario USA Today en que atacó mordazmente al experto. El diario luego dijo que ese artículo no había cumplido con sus estándares.

En entrevistas recientes Trump ha acusado a Fauci de ser “un tanto alarmista” y de haber cometido “errores” en la respuesta al coronavirus.