En una breve transmisión en vivo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó la muerte del atacante de Virginia.

El miércoles en la mañana un hombre abrió fuego durante una práctica de béisbol, ahí se encontraban varios congresistas que practicaban para un partido benéfico al día siguiente.

Entre los heridos está el senador republicano Steve Scalise que resultó gravemente herido, pero según Trump ya se encuentra en una condición estable.

«Steve es un patriota y un luchador», explicó el presidente de EU.

Trump también confirmó que al menos dos congresistas (incluido Scalise) y otras dos personas se encuentran heridas, así como otros miembros de la policía y expresó su admiración por «el heróico trabajo de los cuerpos de seguridad».

«Su sacrificio hace que la democracia sea posible», continuó.

Trump confirmó que el FBI está encabezando la investigación y pidió unidad para luchar por el bien común.