Washington, D.C.- Durante una conferencia de prensa, este martes, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se pronunció sobre la explosión suscitada en Beirut, Líbano.

El mandatario estadounidense la calificó como un ataque y dijo que su país está listo para apoyar.

«Tenemos muy buena relación con la gente de Líbano y allí estaremos para ayudar», añadió.

Ante los reporteros presentes en la Casa Blanca, Trump declaró que este incidente «se parece a un terrible ataque».

Hasta el momento se han reportado 73 muertos y al menos 3 mil 700 heridos, de acuerdo al reporte del Ministerio de Salud de Líbano.

Entre tanto, Michel Aoun, presidente libanés, acatando el protocolo de desastres, decretó dos semanas de estado de emergencia.