Londres (Agencias).- Luego de 43 años en el bloque comunitario, Gran Bretaña decidió abandonar la Unión Europea (UE) tras un referéndum histórico que provocó una crisis constitucional en el país, la renuncia del primer ministro David Cameron y un desplome de la bolsa y la libra esterlina.

En una medida sin precedentes en el país y con graves implicaciones para el futuro de la UE, 51.9% de los británicos decidió votar por el ‘Brexit’, mientras que 48.1% lo hizo por la permanencia en la unión.

Una hora después de conocerse el resultado, Cameron anunció que en los próximos meses renunciará a su cargo y que su sucesor será el encargado de iniciar el proceso de separación de la UE.

El jefe del Gobierno admitió su derrota y afirmó que otro “capitán” será el que tenga que enfrentar el nuevo futuro del Reino Unido, hasta ahora socio clave de la UE.