Texas (Agencias).- Después de que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, hiciera de Toyota su nuevo blanco de amenazas contra automotrices que operan en México, la compañía japonesa emitió una respuesta vía Twitter al futuro mandatario defendiendo sus inversiones en territorio mexicano.

«Toyota ha sido parte de la cultura manufacturera de Estados Unidos por casi 60 años. El volumen de producción o el empleo en Estados Unidos no disminuirá como resultado de nuestra nueva planta en Guanajuato, México, anunciada en abril de 2015. Con más de 21,900 millones de dólares de inversión directa en Estados Unidos, 10 plantas armadoras, 1,500 distribuidoras y 136,000 empleados, Toyota espera colaborar con la administración Trump para servir a los mejores intereses de los consumidores y de la industria automotriz», señaló la compañía.

Cabe señalar que, en el tuit publicado por la mañana del jueves, Trump hizo referencia a una planta de Toyota en Baja California, con lo cual la empresa japonesa también aprovechó para corregir al presidente electo en la red social.

La empresa también señaló que durante los últimos 30 años, Toyota ha producido más de 25 millones de vehículos en Estados Unidos. Durante los pasados 20 años, dos de cada tres dólares invertidos en América del Norte han sido gastados en armadoras estadounidenses.

Añadió que hasta el año 2016, Toyota era la menor importadora de vehículos desde México hacia Estados Unidos, y que en 2015 la empresa exportó más de 160,000 automóviles fabricados en Estados Unidos hacia 40 países, ayudando así a establecer a la Unión Americana como un centro global de exportaciones.

«Nuestras instalaciones de manufactura en Baja California, México, establecidas en 2002, apoyan la producción de nuestra planta de San Antonio, Texas, en donde 3,300 miembros del equipo produjeron más de 230,000 Tundras y Tacomas en 2016».

La automotriz recordó que ha llevado a cabo varias expansiones de armadoras recientemente en Estados unidos, entre las que se incluyen: una inversión de 360 millones de dólares en su planta de Georgetown, Kentucky, que generó 750 nuevos empleos; 150 millones de dólares en su planta de Huntsville, Alabama; 100 millones de dólares en su planta de Princeton, Indiana, que generó 300 empleos; y 90 millones de dólares en su planta de Buffalo, Virginia Occidental, que generó 80 puestos de trabajo.

En un comunicado emitido antes de que Trump publicara el amenazante tuit, los presidentes de Toyota y Honda dieron que no tienen planes inmediatos para reducir su producción de autos en México, y que prefieren esperar hasta después de que Trump asuma la presidencia de Estados Unidos antes de decidir si implementarán cambios.

El pasado martes, Ford Motor anunció la cancelación de su inversión de 1,600 millones de dólares para la construcción de una armadora en San Luis Potosí, luego de que Trump criticara al proyecto.

El tweet de la compañía japonesa en respuesta a Donald Trump

El tweet de la compañía japonesa en respuesta a Donald Trump