Hay más posibilidades de ganarse la lotería que de escaparse de una infección de coronavirus, dijo un experto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el miércoles.

El Dr. Mike Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias hizo el comentario durante una sesión de preguntas y respuestas en línea con el público el miércoles.

Él dijo: “Si no hallamos una vacuna y no seguimos conteniendo al virus, y asumimos que este virus se propaga a 60 o 70 por ciento de la población mundial, esto es efectivamente uno de cada 200 [que han contraído el coronavirus] en este planeta.

“Desde esa perspectiva, piensa en tus posibilidades de ganar la lotería. Cuando ves tus posibilidades de verte involucrado en un accidente, si ves muchos de los riesgos a la vida que enfrentamos, este es un problema significativo”.

Como punto de comparación, las posibilidades de ganarse el gordo Mega Millions en Estados Unidos es 1 en 302 millones, y 1 en 292 millones para la Powerball.

Las observaciones de Ryan ponen en contexto los comentarios previos de su colega oradora en la sesión de preguntas y respuestas, la Dra. Maria Van Kerkhove, directora de la unidad de emergencias por enfermedades de la OMS. Ella dijo: “Una cosa que estamos analizando es no solo la cantidad de muertes en los casos reportados, sino cuál es la cantidad aproximada de muertes en las infecciones. Ese cálculo es de 0.6.

“Eso tal vez no suene como mucho, pero si piensas que un virus tiene el potencial de propagarse ampliamente, y tenemos medidas en vigor para ser capaces de prevenir eso, es un número bastante alto. Y ese porcentaje de infección aumenta considerablemente con la edad”.

En la sesión, Van Kerkhove también enfatizó que la edad media de la gente que contrae el coronavirus estaba disminuyendo, y ha aumentado la hospitalización de aquellos entre 15 a 49 años. “Eso es increíblemente preocupante y, por lo tanto, necesitamos evitar esas infecciones”, dijo ella.

Van Kerkhove expresó que la caída en la edad de las personas infectadas se debe en parte al hecho de que se aplican las pruebas a los enfermos de gravedad al comienzo de cualquier pandemia, pero esto cambia conforme mejora la revisión y los casos menos graves son detectados.

En general, las muertes se han reducido, dijo ella, porque se sabe más sobre cómo atender a los pacientes, y las enfermedades infecciosas se detectan más rápido.

Ocho meses después de que la OMS declaró al COVID-19 una Emergencia de Salud Pública de Preocupación Mundial, su nivel de alerta más alto, más de 29.8 millones de personas se han infectado con el coronavirus, y 940,716 han muerto, según la Universidad Johns Hopkins. Por meses, Estados Unidos ha encabezado al mundo en muertes y diagnósticos, con más de 6.6 millones y casi 200,000, respectivamente.

La India, que tiene el segundo conteo más alto de casos, rebasó los 5 millones de casos el miércoles.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek