PARÍS. El 87 por ciento de los asesinatos de periodistas desde el 2006 siguen sin resolverse, advirtió la Unesco, que indicó que la mayoría de los 55 perpetrados en 2021 se produjeron en América Latina y en Asia-Pacífico.

«Una vez más, en 2021, demasiados periodistas pagaron el precio máximo por sacar a la luz la verdad», indicó en un comunicado la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, llamando a «hacer más para garantizar» su protección.

Según datos del Observatorio de Periodistas Asesinados de la organización cultural de la ONU, 55 periodistas y trabajadores de medios de comunicación perdieron la vida en 2021, «el menor número de muertes anuales en más de una década».

«Sin embargo, la impunidad de estos crímenes sigue siendo generalizada», agrega el comunicado de la organización con sede en París. De los mil 284 asesinatos registrados desde 2006 en el mundo, un 87 por ciento sigue sin ser resuelto.

La Unesco, al igual que hiciera semanas atrás Reporteros Sin Fronteras, la Federación Internacional de Periodistas y Fundamedios, destacó la situación complicada para los informadores en América Latina y el Caribe.

Esta región, junto a la de Asia-Pacífico, son las que aglutinan la mayoría de asesinatos en 2021: 14 y 23, respectivamente. Nueve de ellos perdieron la vida en México, y uno en Ecuador, Colombia, Haití, Brasil y Guatemala según el Observatorio.

Más allá de los asesinatos, la Unesco subrayó los «altos índices» de encarcelamiento, agresiones, acoso e intimidación a periodistas en el mundo.

«Las mujeres periodistas se enfrentan especialmente a una escandalosa prevalencia del acoso en línea», añadió el organismo, que anteriormente mostró que casi tres cuartas partes de las periodistas encuestadas habían sufrido violencia.

La Unesco coordina el Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre la Seguridad de los Periodistas y la Cuestión de la Impunidad, que cumple diez años en 2022.