Ciudad de México.- Un depósito de aceite y neumáticos en el puerto de Beirut se incendió este jueves, a poco más de un mes después de que una explosión enorme devastó el puerto y el área residencial circundante de la capital libanesa.

El ejército dijo que no estaba claro por qué el aceite y los neumáticos estallaron en llamas y dijo que enviaría helicópteros para ayudar a controlar el fuego.

No hay reporte de heridos.

Imágenes de televisión mostraron un helicóptero arrojando agua sobre el incendio.

El siniestro estalló en la zona franca del puerto, lo que generó una enorme columna de humo sobre una ciudad aún traumatizada por la explosión del 4 de agosto que mató a unas 190 personas e hirió a 6 mil.

El jefe de la Cruz Roja del Líbano, George Kettaneh, dijo que no había temor de otra explosión como resultado del fuego y dijo que no hay víctimas, aunque aclaró que algunas personas sufrían dificultad para respirar como resultado.

Bomberos laboraban para apagar el incendio en un área rodeada por los restos destrozados de los almacenes que fueron destruidos el mes pasado.

La explosión de agosto fue causada por un gran depósito de nitrato de amonio que se había mantenido en el puerto en malas condiciones durante años.