Las personas en seis continentes ya están recibiendo vacunas contra el Covid-19, mientras la competencia por obtenerla se vuelve decisiva al llegar el verano. Cada vez se realizan estudios más grandes para probar si alguna vacuna realmente funciona y tal vez ofrecer una muestra de cómo sería en la realidad.

Investigadores británicos y chinos ya están probando posibles vacunas fuera de sus fronteras en países como Brasil y los Emiratos Árabes Unidos, porque hay muy pocas infecciones nuevas en sus hogares como para obtener respuestas claras.

De forma masiva

Estados Unidos se prepara para comenzar la prueba más grande: 30 mil personas recibirán una inyección creada por el gobierno a partir de julio y aproximadamente un mes después, otras 30 mil probarán una vacuna británica.

Es probable que las personas que participen se dividan entre estadounidenses y voluntarios en otros países como Brasil o Sudáfrica, dijo el doctor Anthony Fauci, el principal experto en coronavirus en Estados Unidos.

Si bien es optimista, “nos hemos quemado antes”, advirtió Fauci. Múltiples éxitos, en múltiples partes del mundo, son vitales.

“Esta no es una carrera de quién llega primero. Esto es, obtener tantas vacunas aprobadas, seguras y efectivas como sea posible”, dijo Fauci, director de enfermedades infecciosas en los Institutos Nacionales de la Salud.

Los expertos en vacunas dicen que es hora de establecer las expectativas públicas. Muchos científicos creen que una vacuna contra el coronavirus no protegerá tanto como la del sarampión.

Si la mejor vacuna contra Covid-19 es solo 50% efectiva, “esa sigue siendo para mí una gran vacuna”, dijo el doctor Drew Weissman, de la Universidad de Pennsylvania.