Nueva York.- Un científico que ha estudiado minuciosamente los informes públicos de los primeros casos de Covid-19 en China, reportó este jueves que una influyente investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) probablemente había equivocado la cronología inicial de la pandemia. El nuevo análisis sugiere que el primer paciente conocido que se enfermó con el coronavirus era un vendedor en un gran mercado de animales de Wuhan, no un contador que vivía a varios kilómetros de allí.

El informe, publicado este jueves en la prestigiosa revista Science, revivirá, aunque ciertamente no resolverá, el debate sobre si la pandemia comenzó con un contagio desde la vida silvestre vendida en el mercado, o si fue un accidente de un laboratorio de virología de Wuhan o de alguna otra manera. La búsqueda de los orígenes de la mayor catástrofe de salud pública en un siglo ha alimentado batallas geopolíticas, y en los últimos meses han surgido pocos hechos nuevos para resolver la cuestión.

El científico, Michael Worobey, un destacado experto en rastrear la evolución de virus en la Universidad de Arizona, encontró discrepancias en la línea de tiempo al revisar lo que ya se había hecho público en revistas médicas, así como entrevistas en video en un medio de comunicación chino con personas que se cree que tienen las dos primeras infecciones documentadas.

Worobey sostiene que los vínculos del proveedor con el mercado mayorista de mariscos de Huanan, así como un nuevo análisis de las conexiones de los primeros pacientes hospitalizados con el mercado, sugieren fuertemente que la pandemia comenzó allí.