Tras celebrar la victoria electoral del demócrata Joe Biden, activistas e inmigrantes le dijeron el lunes que tendrá que rendir cuentas frente a ellos con una reforma migratoria justa y un alto a la criminalización de los migrantes.

Ahora que Biden se acerca a la Casa Blanca, los dirigentes de grupos que luchan por los derechos de los inmigrantes hablaron en conferencia de prensa durante un acto en Nueva York y dijeron que esperan que el nuevo presidente demócrata abra el camino a la ciudadanía para 11 millones de extranjeros que viven sin autorización en Estados Unidos.

Las consignas
“¡Vamos a dejar de sobrevivir y por fin luchar por el sueño americano que vinimos a buscar!”, dijo Catalina Cruz, una colombiana que vivió sin autorización en Estados Unidos durante 13 años y ahora es asambleísta en el condado de Queens.

“No podemos volver a lo que teníamos hace cuatro años (antes de la victoria del presidente Donald Trump)”, dijo Cruz. “Nos merecemos más”.

Tras llegar al poder en 2017, Trump promovió políticas dirigidas reducir la llegada de inmigrantes a Estados Unidos y limitó los caminos a través de los cuales inmigrantes que ya estaban en el país podían acceder a la ciudadanía estadounidense. Biden, quien fue declarado victorioso el sábado en unas disputadas elecciones presidenciales, fue vicepresidente durante el gobierno de Barack Obama (2009-2017), a quien se le atribuye un alto número de deportaciones.

Aún así, Biden prometió durante su campaña electoral un reforma a las leyes migratorias para ofrecer oportunidades a los migrantes y vías a la ciudadanía.