Ciudad del Vaticano.- El Papa Francisco ofreció este viernes la oración conocida como “Urbi et Orbi”, que tuvo como marco una Plaza de San Pedro Vacía, tras las recomendaciones de evitar actos masivos por la pandemia del COVID-19

Esta bendición se imparte únicamente el Domingo de Pascua y el Día de la Natividad, el 25 de diciembre.

Los católicos que reciben la bendición, ya sea en persona o por los medios de comunicación, pueden, bajo ciertas condiciones, recibir una indulgencia especial.

Esta oración fue transmitida a través de los canales oficiales del Vaticano y de los medios de comunicación en el mundo.

El Papa ha estado celebrando sus audiencias generales y las bendiciones dominicales por internet y televisión desde la biblioteca oficial del papa en lugar de ante las multitudes de decenas de miles de personas en la Plaza de San Pedro.

Las actividades de Pascua de Francisco el próximo mes también se llevarán a cabo sin la participación directa de los fieles, dijo el Vaticano.

Galería