BIRMINGHAM, EU.- El candidato demócrata al Senado estadunidense Doug Jones obtuvo ayer una sorprendente victoria sobre el republicano Roy Moore en las elecciones de Alabama, lo que propina un severo revés político al presidente Donald Trump. Jones obtuvo el 49,6 % (602,515 votos) por un 48,8 % de Moore (592,729 votos) con el 93 % de los precintos escrutados.

La victoria del demócrata Jones reducirá la mayoría republicana en el Senado a 51 escaños contra 49 de la oposición, y dará un golpe importante a Trump, quien respaldó a Moore en medio de la controversia por acusaciones de supuesto acoso sexual a mujeres menores de edad.

Esta es además la primera victoria demócrata en Alabama para el Senado en un cuarto de siglo, en uno de los estados más republicanos, y demostró nuevamente que no se puede asegurar la lealtad al partido en la época de Trump.

Analistas calificaron la derrota como «una gran vergüenza» para el presidente y una nueva herida para el ya dividido Partido Republicano.

Jones es un exfiscal más conocido por enjuiciar a dos miembros del Ku Klux Klan responsables del incendio de una iglesia afroamericana en 1963 en Birmingham.

Al perder margen la ventaja republicana en el Senado, quedan en riesgo las ya inciertas propuestas de Trump en materia de impuestos, presupuesto y salud, y fortalece a los demócratas de cara a las elecciones para la Cámara y el Senado en 2018.

La primera gran derrota electoral para Trump fue el 7 de noviembre. Los republicano perdieron los comicios para gobernador celebrados en los estados de Nueva Jersey y Virginia.