CHICAGO .- Fuera de la escuela, Laurent Simons es un niño típico de 9 años. El pequeño belga juega videojuegos como Fortnite y Minecraft, pasa tiempo en las redes sociales y le encanta viajar. Pero cuando se trata de estudiar, aventaja a los estudiantes diez años mayores, graduándose de la universidad a los nueve años.

Si todo va bien y Laurent Simons completa su proyecto final en la Universidad Tecnológica de Eindhoven, en los Países Bajos, se graduará con un título en Ingeniería Eléctrica en diciembre. La mayoría de las personas tardan tres años en graduarse del mismo programa, pero Laurent ingresó el año pasado y está listo para completarlo en sólo 10 meses. Todo gracias a su intelecto superior y su notable capacidad para recibir mucha información en muy poco tiempo, lo que permite a los profesores pasar el plan de estudios a ritmo acelerado.

Los padres de Laurent recuerdan que sus abuelos les dijeron que era especial desde muy joven, pero que al principio no prestaron mucha atención a sus observaciones. Pero luego comenzó la escuela primaria cuando tenía cuatro años, y a los seis años ya estaba en la escuela secundaria. Luego comenzó la universidad y los profesores allí no podían dejar de hablar de lo impresionante que era su hijo. Por supuesto, ahora se dan cuenta de que su hijo es muy especial.

El ‘niño genio’ de 9 años dice que quiere estudiar medicina después de graduarse en diciembre, y comenzar a trabajar en órganos artificiales. Definitivamente es un campo que muchos expertos afirman que tiene el potencial de cambiar la medicina tal como la conocemos hoy, pero las razones de Laurent Simons son personales. Los abuelos con los que creció padecen afecciones cardíacas, y quiere ayudar a personas como ellos.