Nicaragua acusó a México de los apagones sufridos el último mes en Centroamérica, al señalar interrupciones de la línea de interconexión entre nuestro país y Guatemala. En respuesta, la Comisión Federal de Electricidad rechazó el señalamiento al asegurar que las fallas han ocurrido en un sistema con el que nuestro país no tiene que ver.

El miércoles pasado, se registró un apagón total en Honduras y Nicaragua, afectando a 15 millones de personas. Según la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) de Nicaragua esta falla se debió a una interrupción de la línea que conecta de México a Guatemala.

“La suspensión del suministro de energía no es por problemas del sistema interconectado nacional, sino que fue a nivel centroamericano, hubo una interrupción en la línea que conecta de México a Guatemala, lo que provocó problemas en el sistema regional hasta Panamá, como ha sucedido en otras ocasiones”, señaló el presidente de Enatrel, Salvador Mansell.

Lo ocurrido el miércoles fue la segunda gran falla de suministro eléctrico en un mes, pues el pasado 9 de junio también hubo un gran apagón que afectó a Nicaragua, Honduras y Guatemala.

En respuesta a lo señalado por la empresa nicaragüense, CFE aseguró a El Sol de México que los apagones en las naciones centroamericanas se deben a fallas que ocurren en el Sistema Interconectado de Centroamérica, “que no son atribuibles a CFE en tanto ellos operan sus sistemas eléctricos de manera independiente”.

Además, en un informe preliminar, el Ente Operador Regional (EOR), encargado del mercado eléctrico en América Central, expone que la falla se originó entre Honduras y Nicaragua, por lo que la interconexión entre México y Centroamérica no estaría involucrada.

Desde el 2010 opera la interconexión eléctrica entre México y Guatemala, a través de la cual la nación centroamericana importa electricidad por 240 megavatios o más para abastecer de energía eléctrica a sus ciudades.

Además, ambas naciones discuten la posibilidad de ampliar el contrato de opción de compra de energía eléctrica entre la Comisión Federal de Electricidad y el Instituto Nacional de Electrificación (INDE) de Guatemala para así dar abasto a la nación centroamericana.