Ginebra, Suiza.- El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió este viernes a los países de todo el mundo que unan sus fuerzas para hacer frente al coronavirus, diciendo que el «nacionalismo por las vacunas» sólo frenaría la respuesta a la pandemia.

La OMS y la alianza de vacunas de GAVI lideran un plan de asignación de vacunas para el mundo conocido como COVAX, cuyo objetivo es ayudar a comprar y distribuir equitativamente las vacunas contra el Covid-19, una vez que estén disponibles y aprobadas.

Pero algunos países que han asegurado sus propios suministros a través de acuerdos bilaterales, incluido Estados Unidos, han dicho que no se unirán a COVAX.

«El nacionalismo por la vacuna prolongará la pandemia», dijo Tedros a periodistas en una reunión informativa de la OMS en Ginebra, sin mencionar a ningún país en particular.

Tedros dijo que 78 países de grandes recursos se habían sumado a COVAX, lo que eleva el total a 170 naciones, y agregó que unirse al plan garantizaba a esos países el acceso a la cartera de vacunas más grande del mundo.

Tedros agradeció a Alemania, Japón, Noruega y la Comisión Europea por unirse a COVAX durante la última semana.

Más temprano, una portavoz de la OMS dijo que la agencia de salud no esperaba vacunaciones masivas contra Covid-19 antes de mediados de 2021, citando la necesidad de controles rigurosos sobre su efectividad y seguridad.

La científica jefe de la OMS dijo en la sesión informativa que no se debería aprobar ninguna vacuna para su lanzamiento mundial hasta que no haya sido objeto de un escrutinio suficiente.

«Ninguna vacuna se desplegará en masa hasta que los reguladores tengan confianza, los gobiernos tengan confianza y la OMS confíe en que ha cumplido con el estándar mínimo de seguridad», dijo la científica jefe de la OMS, Soumya Swaminathan.

«Estos (candidatos a vacunas) deben pasar por los ensayos de Fase 3 completos», dijo, refiriéndose a las pruebas que generalmente involucran a miles de participantes.