Un bebé de seis meses falleció el pasado fin de semana cuando su madre, que calzaba unos tacones altos, tropezó y provocó que el niño resbalara de sus brazos y sufriera graves lesiones que le causaron la muerte.

La madre, Femida Shaikh, era invitada en una boda en una localidad cercana a Mumbai, India, por lo que llevaba unos zapatos con un tacón elevado. En el momento del accidente se encontraba en la segunda planta y llevaba a su hijo Mohammed en brazos. Fue cuando decidió descender a la primera plata cuando tropezó y se produjo el accidente.

Descartado el homicidio

Algunas fuentes aseguran que la mujer se hallaba en un balcón cuando el bebé cayó por él y otras, sin embargo, afirman que el pequeño rodó por las escaleras.

La madre, de 23 años, llamó inmediatamente a las autoridades que ya no pudieron hacer nada por salvar al niño ya que había sufrido graves lesiones espinales.

La policía acudió a la escena posteriormente y descartaron la posibilidad de homicidio.

“Llegamos al lugar después del incidente y llevamos al bebé al hospital, donde fue declarado muerto. La mujer y sus familiares han narrado el incidente. Hemos registrado un Informe de Muerte Accidental y entregado el cuerpo a la familia“, aseguró el Inspector policial adjunto de la comisaría de Mahatma Phule, Vijay Khedekar, al periódico indio Mid-Day.