Las muertes por el Covid-19 son el pan de cada día desde la llegada de la pandemia, y esta es la historia de una mujer que no se pudo despedir de su esposo.

A través de redes sociales, Maura Lewinger compartió su historia para invitar a la gente a ser más cuidadosa ante la emergencia sanitaria, ya que una de las cosas que no puedes hacer es despedirte de tu ser amado.

Maura cuenta que su esposo, Joe, de 42 años, comenzó a tener síntomas, pero que no les prestó atención, porque no padecía diabetes, pero la situación se complicó y lo internaron en un hospital de Nueva York, sólo tenía contacto con su familia por FaceTime.

Sin embargo, la salud de Joe empeoró y el médico no le dio esperanzas. “Le agradecí por ser el marido más increíble, por hacerme sentir apreciada y amada todos los días. Toqué y canté nuestra canción de boda para él y eso fue todo. El médico me dijo que su pulso había desaparecido. Estaba con él cuando murió. Creo que la gente no está siendo lo suficientemente cuidadosa como debería», contó Maura.