El país norteamericano sigue siendo el más afectado por el COVID-19, con un total de 867 mil 459 casos positivos y 49 mil 804 muertes. Entre tanto, 80 mil 45 pacientes se han recuperado de la enfermedad, de acuerdo con los datos proporcionados por la Universidad Johns Hopkins.

EU vio su día más mortal de la pandemia el pasado jueves tras confirmarse cuatro mil 591 decesos en un día.

«Las nuevas cifras se registran poco después de que el Presidente de EU, Donald Trump, anunciara que su país vuelve a estar abierto para la actividad económica, que fue suspendida debido a la pandemia. “Los estados vuelven con seguridad. Nuestro país empieza a volver a abrirse para los negocios”, dijo este miércoles el mandatario.

Previamente, el inquilino de la Casa Blanca declaró que casi la mitad de la nación está preparándose para poner fin en los próximos días a su confinamiento por el coronavirus.

Además, la semana pasada, Trump anunció que su Administración dejará de proporcionar fondos para la Organización Mundial de la Salud (OMS), “mientras se realiza una revisión para evaluar su papel en el grave mal manejo y el encubrimiento de la propagación del coronavirus”.

En respuesta, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, defendió la actividad de su organismo, que —dijo— se centra en “trabajar para salvar vidas y frenar a la pandemia del COVID-19”.

El día de ayer se dio a conocer que dos personas enfermas de coronavirus murieron en California semanas antes la primera muerte por el virus que se había reportado en Estados Unidos, según dijeron las autoridades sanitarias.

Las dos personas murieron en casa el 6 y el 17 de febrero, según autoridades del condado de Santa Clara. La primera muerte documentada por el virus en Estados Unidos era del 29 de febrero en Kirkland, Washington.

El forense recibió confirmación el martes de que las muestras de tejido enviadas a los Centros estadounidenses de Control y Prevención de Enfermedades habían dado positivo en el virus, señalaron las autoridades.