BEIJING (AP).- China dice estar «totalmente preparada” para una guerra comercial con Estados Unidos si ésta comienza el viernes, al desvanecerse las esperanzas de una reducción de las tensiones de las dos primeras economías mundiales.
Washington empezará el viernes a cobrar aranceles sobre importaciones chinas por valor de 34 mil millones de dólares. Beijing ha prometido tomar represalias por el mismo monto.
Alcances
El vocero de la cancillería, Lu Kang, dijo el martes que China estará «plenamente preparada para tomar un paquete de medidas necesarias” en defensa de sus intereses nacionales.
En Estados Unidos, una gama de empresas desde destilerías de whiskey hasta fábricas de automotores podrían verse afectadas por las represalias chinas. La lista de Beijing está diseñada para afectar a los agricultores y otros sectores estadounidenses que conforman la base política del presidente Donald Trump.
La fricción comercial amenaza con perjudicar a grandes empresas chinas como China Mobile. La Bolsa china ha caído casi 10% en las últimas semanas ante temores de una guerra comercial, y su moneda se ha devaluado fuertemente frente al dólar.
El gobernador del Banco Central, Yi Gang, dijo que la devaluación del 3% del yuan refleja un fortalecimiento del dólar y por políticas exteriores.