Los negociadores de Estados Unidos se han mantenido firmes en sus demandas de una amplia revisión del TLCAN, dijeron el jueves tres fuentes cercanas a las conversaciones, despertando dudas sobre si hay algún movimiento real en la ronda sobre el pacto comercial.

Funcionarios de Canadá, México y Estados Unidos se encuentran en Montreal en la sexta y penúltima ronda de conversaciones sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Las principales diferencias siguen sin resolverse antes de la fecha límite de finales de marzo.

«Sí hemos traído flexibilidad, sí hemos traído ideas, pero el problema es que Estados Unidos no se ha movido un centímetro. Ellos dicen: ‘Es mi propuesta o nada'», dijo una de las fuentes, quien habló con reporteros bajo la condición de no ser identificado.

El Gobierno del presidente estadounidense Donald Trump, quien ha amenazado reiteradamente con abandonar el pacto vigente desde 1994, quiere más contenido norteamericano en autos y está presionando para incluir una cláusula de suspensión que permita a una de las partes retirarse del tratado después de cinco años.

La fuente citó informes de prensa que indican que Estados Unidos quería permanecer en las negociaciones y que está dispuesto a aceptar cambios en sus demandas.

«Vamos a ver si esto se refleja en las mesas y en lo que Estados Unidos va a traer. Si lo hacen, creo que estamos en posibilidades de tener acuerdos bastante importantes», dijo la fuente.