.- El secretario de Defensa de EU, James Mattis, declaró ayer lunes ante el Comité de la Cámara de Representantes para Servicios Armados de EU, en busca de justificar el enorme presupuesto de 639,000 millones de dólares que el Pentágono ha exigido para el año fiscal que viene. La cifra supera en 52,000 millones de dólares el límite para gastos de Defensa establecido en 2011 por el presidente Barack Obama.

Según el portal RT el exgeneral del Cuerpo de Marines de EU dijo ante el Comité sentirse «en estado de ‘shock'» por lo que ha visto tras regresar al Pentagono en 2017 en cuanto a «la preparación para el combate» de los militares.

«Ningún enemigo en los campos de batalla ha causado más daño que este embargo a la preparación de nuestros militares», citó la agencia AFP.

Se refirió a Corea del Norte como «la amenaza más acuciante y peligrosa para a la paz y la seguridad». Según el jefe el Pentágono, Pionyang desarrolla sus misiles y armas nucleares «a una escala y a un ritmo acelerados» pese a las sanciones por parte de la ONU.

Además Mattis mencionó que es necesario aumentar la financiación puesto que «Rusia, China e Irán tienen una amplia gama de capacidades en ciberespacio, espacio, aviación, mar y tierra que son diseñadas especialmente para limitar nuestra habilidad de desplegar, usar y sostener nuestras fuerzas armadas».

El gasto militar de EU (611,000 millones de dólares en 2016) supera en más de dos veces el de estos tres países juntos.

El presupuesto militar de China, el segundo país que más invierte en Defensa, fue en 2016 de 215,000 de dólares, según datos del Instituto Internacional de Estocolmo para la

Investigación de la Paz. Ese mismo año Rusia, que ocupa el tercer lugar de esta lista, destinó 69,000 millones de dólares a sus fuerzas armadas, mientras que el presupuesto militar de Irán fue de 12,000 millones de dólares.

La de ayer lunes ha sido la primera de las cuatro intervenciones previstas de los representantes del Cuerpo de Marines, del Estado Mayor y del Pentágono ante los congresistas.