El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, informó que durante la última semana el número de fallecimientos a causa del COVID-19 se ha duplicado por lo cual, en los próximos días podría haber hasta 50 mil muertes.

Explicó que además se podrían alcanzar hasta un millón de casos confirmados, pues a cuatro meses del primer paciente, y en las últimas cinco semanas, “el mundo ha sido testigo de un crecimiento casi exponencial que ya ha llegado a todos los países, territorios y áreas”.

Si bien, el número de casos confirmados del nuevo coronavirus en África, América Central y del Sur ha sido relativamente menor, Tedros Adhanom aseguró que los países en dichas regiones podrían tener graves consecuencias sociales, económicas y políticas.

«Es fundamental asegurarnos de que estos países estén bien equipados para detectar, probar, aislar y tratar casos e identificar contactos. Me alienta ver que esto está ocurriendo en muchos países a pesar de los recursos limitados”, dijo.

En ese sentido advirtió que las medidas que han implementado países de pedirle a la gente quedarse en su casa para limitar la transmisión del virus pueden tener consecuencias no esperadas en las personas más pobres y vulnerables.

«He pedido a los Gobiernos que establezcan medidas de bienestar social para garantizar que las personas vulnerables tengan alimentos y otros elementos esenciales de la vida durante esta crisis”, expresó.