El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió a su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, un incremento de «la inversión en el sur de México y el norte de Centroamérica» para atender las causas que provocan la migración forzada.

De acuerdo con la misiva enviada por el Ejecutivo estadounidense fechada el 6 de octubre, Biden dijo que espera «trabajar para ampliar nuestra cooperación específicamente aumentando la inversión en el sur de México y el norte de Centroamérica».

Joe Biden respondió de esta forma a la carta que López Obrador le envió en septiembre para presionar a Estados Unidos en la ampliación de sus programas sociales en Centroamérica para mitigar el flujo migratorio.

El secretario de Estado, Antony Blinken, entregó la respuesta el viernes durante su visita a México al canciller Marcelo Ebrard, quien informó de la misiva en la conferencia mañanera de López Obrador.

Biden agradeció al Gobierno mexicano la «financiación e implementación» del programa de becas Jóvenes Construyendo el Futuro y de reforestación Sembrando Vida, dos planes de López Obrador implementados en México y exportados a Centroamérica.

Afirmó que Estados Unidos «también está poniendo a prueba programas de transferencias de efectivo condicionadas en la región» y quiere «considerar una posible actividad pilota conjunta» con México.

«Estamos de acuerdo en que la forma más eficaz y sostenible de disuadir a los posibles migrantes de que huyan de sus hogares es abordando las causas fundamentales de la migración: la falta de oportunidades económicas, la débil gobernanza, la corrupción, la violencia y la desigualdad», afirmó Biden.

Aseguró que su Gobierno ha «intensificado» su compromiso con Centroamérica, de modo que en el último año Estados Unidos «ha proporcionado más de 600 millones de dólares en asistencia internacional a El Salvador, Guatemala y Honduras».

Asimismo, dijo que ha pedido al Congreso 861 millones de dólares adicionales del presupuesto de 2022 para Centroamérica y que a través de varios programas se está abordando la inseguridad económica y la violencia en esos países.

Biden recordó que redirigió «los recursos del innecesario muro fronterizo» hacia la inversión en la modernización de los puertos terrestres para mejorar la identificación de las personas con derecho al asilo y desechar «rápidamente a las que no la tienen».

La región registra en los últimos meses un flujo migratorio histórico con 147 mil indocumentados detectados en México de enero a agosto, el triple de 2020, y un récord de 212 mil indocumentados detenidos solo en julio por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) de Estados Unidos.

Promesa

Biden prometió a López Obrador, un incremento de «la inversión en el sur de México y el norte de Centroamérica»:


  • *La medida es para atender las causas que provocan la migración forzada.
  • *Biden dijo que espera «trabajar para ampliar nuestra cooperación».
  • *Afirmó que EUA «también está poniendo a prueba programas de transferencias de efectivo condicionadas en la región».
  • *Quiere «considerar una posible actividad pilota conjunta» con México, puntualizó el mandatario estadounidense.