Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este miércoles que no ingresó la semana pasada a un búnker de la Casa Blanca por su seguridad, esto mientras manifestantes se enfrentaban con la policía en el exterior de la residencia.

«Bueno, ese informe es falso», dijo en el programa Fox News Radio de Brian Kilmeade. “Estuve allí por un pequeño período de tiempo. Fue más que nada para una inspección», agregó.

Una persona familiarizada con el asunto describió la situación de manera diferente a Bloomberg News, señalando que Trump fue trasladado a un área segura el viernes por la noche cuando se declaró una condición ‘roja’ en la Casa Blanca en medio de violentas protestas.

Las manifestaciones se desataron por el asesinato de George Floyd, un hombre afroamericano, mientras estaba bajo custodia policial en Minneapolis.

En una condición ‘roja’, no se permite que nadie entre o salga del complejo de la Casa Blanca. Además, se ordena al personal que minimice los movimientos al interior y se implementan protecciones adicionales para la familia del presidente.

«He bajado dos o tres veces para su inspección, pero bajé, lo miré. Fue durante el día», aseguró Trump.

No está claro si la precaución se repitió en las dos noches de protesta posteriores en torno a la Casa Blanca. Los manifestantes no estaban tan cerca de la acera alrededor del complejo de la Casa Blanca el sábado y el domingo como lo estaban el viernes.

Trump, quien expresó su frustración con ese informe, caminó el lunes a la Iglesia Episcopal de San Juan cerca de la Casa Blanca para ser fotografiado con una Biblia.

Antes de que Trump saliera de la Casa Blanca, la policía replegó a los manifestantes usando municiones que, según testigos, incluyeron gases lacrimógenos, balas de goma y dispositivos de explosión, lo que sumió al presidente en otra controversia durante el año electoral.