Estados Unidos ha donado y enviado más de 110 millones de dosis de vacunas contra el Covid-19 a más de 60 países, desde Afganistán hasta Zambia, anunció el martes la Casa Blanca.

Se esperaba que el presidente Joe Biden hable del asunto más tarde el martes en declaraciones con las que informará a la ciudadanía sobre la estrategia de Estados Unidos para frenar la propagación del coronavirus en el extranjero.

El anuncio se produce en medio de un aumento de las infecciones en el país, impulsadas por la variante delta del virus, que es altamente contagiosa, lo que llevó a los funcionarios de salud pública de Estados Unidos a recomendar la semana pasada que las personas que hayan sido vacunadas por completo contra el Covid-19 reanuden el uso de cubrebocas y otras cubiertas faciales cuando se encuentren en público en sitios bajo techo.

Promete más ayuda

Biden ha prometido que Estados Unidos sería el “arsenal de vacunas” del mundo. Aunque fue algo notable, los 110 millones de dosis que Estados Unidos ha donado en gran parte a través de un programa mundial de vacunas conocido como COVAX representan una fracción de lo que se necesita en todo el planeta.

La Casa Blanca dijo en un comunicado el martes que Estados Unidos comenzará a enviar a fines de agosto los primeros envíos de un total de 500 millones de dosis de la vacuna de Pfizer que ha prometido a 100 países de bajos ingresos para junio de 2022.

Los 110 millones de dosis recién donadas provinieron del excedente de existencias de vacunas de Estados Unidos.