WASHINGTON, EU.- En su afán de presionar a los demócratas a ceder y aceptar su propuesta de acuerdo migratorio que incluye el muro fronterizo, el presidente estadounidense Donald Trump señaló ayer que está a favor de un nuevo cierre de gobierno si es la única vía para lograrlo.

«Si tenemos que cerrarlo porque los demócratas no quieren seguridad (…), tengamos un cierre de gobierno», dijo Trump a reporteros en la Casa Blanca, durante un encuentro con jefes policiales para discutir los esfuerzos de su gobierno para atacar a la pandilla MS-13 o Mara Salvatrucha.

Su amago tomó por sorpresa a algunos legisladores republicanos invitados al encuentro, cuatro días antes de la fecha límite para que republicanos y demócratas en el Congreso alcancen un acuerdo para aprobar un presupuesto regular para los próximos dos años.

La congresista republicana por Virginia, Bárbara Comstock, respondió: «no queremos un cierre de gobierno sobre esto», e hizo notar que existe apoyo bipartidista a los esfuerzos del gobierno para atacar pandillas como la MS-13.

«Usted puede decir lo que quiera. No estamos teniendo apoyo de los demócratas», replicó Trump, en referencia a la renuencia de la oposición a su propuesta de una vía para dar ciudadanía a 1.8 millones de indocumentados que llegaron al país siendo niños, a cambio de endurecer las medidas migratorias.

El mandatario condiciona la solución a los inmigrantes a que se incluyan reformas para limitar la migración en cadena, que beneficia a familiares, y terminar con la lotería de visas, entre otros cambios.

También exige la aprobación de 25 mil millones de dólares para financiar la construcción del muro, contratar más personal para agencias migratorias y fortalecer la seguridad fronteriza.

En esta ocasión, Trump busca forzar un acuerdo migratorio, insistiendo que los cambios que propone cerrarían vacíos legales que impiden deportar a menores de edad no acompañados provenientes de Centroamérica, en especial de El Salvador, algunos de los cuales son reclutados por la MS-13.