Los abogados del exsecretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, dijeron el miércoles que están revisando “millones de documentos” que les han entregado fiscales en Nueva York en los que no aparece el nombre de su cliente o alguna conexión con el narcotráfico y que por lo tanto van a necesitar más asistencia del gobierno estadounidense para clarificar las pruebas que se entregan.

El abogado César de Castro dijo además durante una audiencia en la corte federal de Brooklyn que García Luna fue alguien muy importante en México que se reunía con altos funcionarios estadounidenses a menudo, incluidos de la CIA y el FBI, y que por lo tanto quiere tener acceso a reportes sobre esas reuniones e informes “que serán material central para nuestra defensa”.

En el juicio a García Luna, que en principio arrancará el 24 de octubre de 2022, el jurado decidirá si el mexicano es culpable o inocente de narcotráfico por supuestamente haber recibido millones de dólares en sobornos del Cártel de Sinaloa mientras era funcionario público para permitir que la organización criminal operara sin interferencias.

García Luna fue secretario de Seguridad Pública de 2006 a 2012 durante el gobierno del entonces presidente Felipe Calderón. El exsecretario se ha declarado inocente.

En la audiencia del miércoles De Castro expresó su intención de pedir a la fiscalía una especificación de cargos, es decir, una explicación concisa de las acusaciones que hace fiscalía y respuestas específicas a las preguntas de los abogados.

“La defensa tiene derecho a pedir asistencia», dijo el juez Brian Cogan. “Parece que están buscando un puerto en un océano”.