Ginebra, Suiza.- Más de 436 millones de empresas en el planeta afrontan un grave riesgo de interrumpir su actividad debido a la crisis generada por la pandemia de Covid-19, advirtió este miércoles la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que instó a adoptar medidas urgentes para ayudar a estos negocios y sus empleados.

Según su tercer informe sobre los efectos de la pandemia en el mercado laboral, la OIT calculó que unas 232 millones de empresas de comercio mayorista y minorista, 111 millones del sector turístico, 51 millones de la rama hostelera y 42 millones en otras actividades, como la inmobiliaria, están en serio peligro.

«Millones de empresas en el mundo están al borde del colapso, carecen de ahorros y de acceso al crédito. Éstos son los verdaderos rostros del mundo del trabajo, y si no se les ayuda ahora sencillamente perecerán», advirtió el director general Guy Ryder.

Además, unos mil 600 millones de trabajadores de la economía informal, que representan a casi la mitad de la fuerza laboral global, están en peligro inmediato de perder sus medios de subsistencia debido a la pandemia.

«Muestra, creo, en los términos más duros posibles que la crisis del empleo y todas sus consecuencias se están profundizando en comparación a nuestras estimaciones de hace tres semanas», dijo Ryder, en una conferencia.

Los sueldos de 2 mil millones de trabajadores informales en el mundo se hundieron en una estimación promedio de 60 por ciento en el primer mes de la crisis en cada región, dijo la OIT.

Los trabajadores informales son los más vulnerables de los 3 mil 300 millones de personas que componen la fuerza laboral global, ya que carecen de protección social, acceso a un buen cuidado de la salud o los medios para trabajar desde casa, destacó la organización.

«Para millones de trabajadores, la ausencia de ingresos significa que no hay comida, no hay seguridad y no hay futuro. Millones de negocios en el mundo apenas logran respirar», dijo Ryder.

«No tienen ahorros ni acceso al crédito. Estas son las verdaderas caras del mundo del trabajo. Si no los ayudamos ahora, simplemente perecerán».

La agencia instó a tomar medidas para reactivar la economía y crear empleos y que estén respaldados por políticas e instituciones laborales más fuertes y sistemas de protección social más amplios dotados de más recursos.

Por otro lado, la OIT aconsejó una mayor coordinación internacional de los paquetes de medidas de estímulo y las iniciativas para aliviar la duda con el fin de que la recuperación sea efectiva y sostenible.